Homenaje al compañero DAVID RUIZ GARCÍA en el marco de la Compartición entre Pueblos Originarios y los Pueblos Zapatistas

Enlace Zapatista

Palabra del compañero de Congreso Nacional Indígena, Armando García Salazar, del pueblo hñahñu´ de San Francisco Xochicuautla, en el homenaje al finado compañero DAVID RUIZ GARCÍA
en el marco de la Compartición entre Pueblos Originarios y los Pueblos Zapatistas,
el día 4 de agosto del 2014.
Y
DOS PEQUEÑÍSIMAS CRÓNICAS SOBRE DICHO HOMENAJE.

Seguir leyendo “Homenaje al compañero DAVID RUIZ GARCÍA en el marco de la Compartición entre Pueblos Originarios y los Pueblos Zapatistas”

Llegaron bien

Enlace Zapatista

EJÉRCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL

MÉXICO.

Agosto 3 del 2014.

Para la Sexta en México y el Mundo:
Para los medios libres, autónomos, alternativos o como se llamen:

Compas:

Reciban nuestros saludos zapatistas.

PRIMERO.- Les escribo para informarles que ya llegaron, y llegaron bien, los participantes del Congreso Nacional Indígena en esta Primera Compartición de los Pueblos Zapatistas y los Pueblos Originarios de México “Compañero David Ruiz García”. Y también ya llegaron las compañeras y compañeros bases de apoyo que van a estar compartiendo su historia de lucha.

Aquí les pongo los datos:

1.- Del Congreso Nacional Indígena y grupos sociales, pueblos, tribus y naciones originarios en México llegaron 312 participantes de:

NAHUA
PURÉPECHA
MAYA PENINSULAR
MAZAHUA
ZOQUE
WIXARIKA
MIGRANTE
TEPEHUANO
COCA
HÑAHÑU
PAME
TRIQUI
MIXTECO
BINNI ZAA
CHINANTECO
IKOOT
AFROMEXICANO
POPOLUCA
TZOTZIL
CHOL
TOJOLABAL
TZELTAL
TOTONACO
KUMIAI
AMUZGO
MESTIZO
HUARIJÍO
MIXE
ÑHATO
CHONTAL

2.- Por el lado de los pueblos zapatistas participan:

.- 50 compartidoras y compartidores.
.- 50 relatoras y relatores.
.- 1200 escuchas de los pueblos zapatistas.

Total: 1300 bases de apoyo zapatistas.

Todas y todos llegaron con bien. Les aviso para que lo avisan también en sus lugares y así sus familias de quienes vienen de lejos no tienen pena.

SEGUNDO.- A propuesta de las compañeras y compañeros del Congreso Nacional Indígena, el acto de clausura de esta primera compartición, el día Sábado 9 de agosto del 2014, será abierto a la prensa en general.

TERCERO.- Son invitad@s especiales para asistir a la clausura las compañeras y compañeros de la Sexta Nacional e Internacional.

CUARTO.- Son invitad@s especiales para asistir las compañeras y compañeros de los medios libres, autónomos, alternativos o como se llamen.

QUINTO.- Las compañeras y compañeros de la Sexta Nacional e Internacional pueden llegar desde el día viernes 8 de agosto del 2014, y retirarse cuando les convenga mejor.

Pedimos a los medios libres, autónomos, alternativos o como se llamen, que por favor vean el modo de si pueden quedar un día más después de la clausura para la mentada conferencia de prensa que estamos debiendo, y que no les dimos la vez pasada porque lo vimos que tuvieron que salir rápido porque los medios de paga les estaban robando el material que trabajaron en el Homenaje al finado compañero Galeano. De por sí así es el capitalismo, que se roba lo que producen otros. Entonces a ver si se pueden organizar bien para que sacan lo de la clausura y ya luego hacemos la conferencia de prensa.

Y me dice el SupGaleano que les avise a los medios libres, autónomos, alternativos o como se llamen que se vengan preparados porque los vamos a entrevistar nosotros. Dice que se va a poner en nuestra revista REBELDÍA ZAPATISTA una sección que se va a llamar “Los patos les tiran a las escopetas” y ahí van a ir sus entrevistas que les hagamos. Dice el SupGaleano que ustedes lo van a entender bien por qué se llama así esa parte de la revista.

Y ya por último de hoy les mando unas fotos que tomó el SupGaleano de los preparativos de acá. A ver si se puede mandar porque el internet está muy lento que parece caracol renco. Dice que a las fotos hay que ponerles de título “La Alternativa Zapatista contra el Fondo Monetario Internacional y la banca usurera: el banco móvil zapatista”. Si es que no se pueden mandar las fotos, pues ahí lo van a ver el banco móvil zapatista cuando vengan.


CNI3_Fotor

CNI1_Fotor

CNI2_Fotor
Fotografías del SupGaleano: “La Alternativa Zapatista contra el Fondo Monetario Internacional y la banca usurera: el banco móvil zapatista”.

También van a poder ver de cómo van los trabajos de reconstrucción de la clínica y la escuela que destruyeron los paramilitares de la CIOAC-Histórica.

Y entonces está bueno si sacan foto, video o lo que sea para que la gente buena que apoyó esa causa justa lo vea en sus medios libres, autónomos, alternativos o como se llamen, que sí estamos cumpliendo lo que dijimos y no como los malos gobiernos que se quedan ellos con todo diciendo que hacen mejoras sociales y pura robadera hacen.

Pues es todo por ahora, compañeras y compañeros de la Sexta Nacional e Internacional. Ya mañana lunes, después de la inauguración, empiezan los trabajos de la compartición, Ahí les vamos a mandar el discurso de inicio que le toca al compañero Comandante Tacho a nombre de todas y todos los zapatistas.

Es todo.

Desde las montañas del Sureste Mexicano.

Subcomandante Insurgente Moisés.
México, Agosto 2 del 2014. En el año 20 del inicio de la guerra contra el olvido.

Ts’akatal: Una mujer digna y rebelde compartiendo con mujeres dignas y rebeldes en la escuelita zapatista

De: Pueblos en camino

AnaLaura

Un día antes de morir, Ana Laura concluyó un compromiso,

compartir lo que sintió en territorio zapatista,

y aquí lo compartimos nosotrxs para que camine su palabra.

En tu memoria rebelde compañera!

 

No pude evitar sentirme honrada por recibir la invitación de l@s compañer@s, que mi nombre figurara en sus listas, pues la impaciencia cuando no la había recibido era grande, ¿qué nuevas cosas nos enseñarían? 
 
Por fin llegó la hora de partir, no sin antes dejar todo acá acomodado para que seguir teniendo chamba y esposo al regresar. Nos tocó a mi hijo y a mí en el mismo Caracol; La Realidad, que suerte y que contenta me puso pues podríamos viajar juntos y alegrarnos por todo.
 
Llegamos al caracol de La Realidad de madrugada, llegué enferma (otra vez el estómago) entre el dolor y el vómito no pude bien disfrutar el recibimiento que nos esperaba, directo a la clínica, con toda la paciencia y hasta ternura me atendieron, me asignaron un lugar dónde dormir, luego me dijeron que un promotor estuvo toda la noche vigilándome.
 
Al otro día comenzó la primera clase, se trató del Gobierno Autónomo y la recibimos en el caracol, nos dieron una idea general de lo que veríamos después (no todo, pues 520 de resistencia, 30 de organización, 20 de trabajo, es imposible). Nos platicaron cómo la colonización los convirtió en mozos, arrebatándoles su cultura, sus costumbres, implantando en sus corazones el individualismo, tardan en aceptarlo pero terminan sometiéndose, pero siempre queda la semilla, dicen, de sus antepasados, de vivir en comunidad, de servicio al pueblo y esto se convirtió en resistencia, para luego resurgir en organización y lucha. Las dos grandes guerras vividas en México; la Independencia y la Revolución no lograron nada para los indígenas, solo cambiar de amo y a ésta fecha son l@s más atacados, l@s más olvidados, l@s más despojados, l@s más sometidos y no solo de Chiapas y de México ha sido en todo el planeta llamado tierra, es una guerra de muerte y ante esa guerra tenían que responder, apostando por y para tener vida.
 
Nos hablaron de los inicios de la CONQUISTA POR LA LIBERTAD, de cómo fueron logrando organizarse para responder a las necesidades del pueblo, fue una exigencia del pueblo la de gobernarse, de luchar hombres y mujeres juntos, lograron por ejemplo la ley revolucionaria indígena y la ley revolucionaria de mujeres, que ninguna otra organización había logrado. Nos hablaron de democracia, en cómo eligen a sus representant@s, a sus promotor@s de salud o de educación etc., y todo esto en ASAMBLEA: LA MÁXIMA AUTORIDAD DEL PUEBLO, donde todas las decisiones son tomadas en cuenta, de Justicia en donde no importa si el error viene de parientes o amig@s, la justicia busca a fondo el problema y vigilan que se cumpla el acuerdo, en La Realidad no existen centros de readaptación no hay dinero para eso, pero el castigo se aplica trabajando para el pueblo. 
 
Nos hablaron de cómo funcionan Las Juntas del Buen Gobierno, del control que llevan éstos en los MAREZ, en la lana, en el territorio, en la solución de problemas, en los bienes del pueblo, de la entrega de cuentas, de los 7 principios, de muchas palabras nuevas en nuestros vocabularios, que hemos leído muchas veces pero que no sabemos cómo se hacen verbos. Hubo una palabra repetitiva: NECESIDAD, la primera necesidad: la de gobernarse, luego fueron surgiendo otras y todas las fueron resolviendo, con un buen de trabajo, con mucho entusiasmo y no sin equivocarse.
 
Aquí empecé a preguntarme mis necesidades, las de mi lugar y las de mi país, las del mundo y vuelvo a caer en cuenta que no son diferentes, ni de extraterrestres, son verdaderas y por la vida.
De ésta primera clase hubo preguntas, algunas más en forma de crítica que de interés por aprender, eso me puso alerta, pues es un error común que cometemos l@s de la cuidad, enseñar y no aprender y pues para eso estábamos ahí. No se pudieron contestar todas pues llegó la hora de partir a nuestra comunidad. 
 
Me presentaron a mi guardiana Eulalia, que me recibió con una sonrisa en sus ojos, un apretón de manos y su ayuda para cargar mis maletas, que nervios! pero me tranquilizó verla igual. Otra vez llegamos de noche y el pueblo nos esperaba con marimba y muchos “vivas a los estudiantes” ya sin dolor y mejor del estómago escuche bien la bienvenida: que nos ofrecían su casa, su comida y su modo de hacer las cosas, para que luego lo lleváramos según viéramos a nuestros lugares de origen, me presentaron a mi maestra Mariola que al igual que Eulalia me recibió con una sonrisa en sus ojos (traían pasamontañas) y me saludo en Tojolabal, ahora sí que no pude hablar (raro en mi) las lágrimas y ese nudote en la garganta me acompaño buen rato en los días que estuvimos allá, luego del baile en donde inició la convivencia con los niños, nos fuimos a lo que sería mi casa los próximos días, llegamos de madrugada así que solo alcanzamos a tomar café, pensé que mi estómago todavía sentido no permitiría los frijoles así que el café estuvo bien y a dormir como roca, nos destinaron un cuarto a Eulalia y a mí bien bonito y acogedor pues era todo de madera, con un velo para evitar los moscos, una banca y unas repisas, todo esto no lo vi hasta el día siguiente a medio día, pues la luz que acababan de instalar no funciono, también me di cuenta del enorme esfuerzo que hicieron al recibirnos, pues parte de nuestro cuarto es nuevo.
 
Y comenzaron las clases, lo que es la práctica!! antes de las 6 am las mujeres nos levantamos a hacer tortilla, cocer frijol, poner café para desayunar y darles a los hombres que van a la milpa, luego de que se van les seguimos nosotras, antes barremos, lavamos trastes, recogemos, etc. un día rozamos monte en el solar, otro en la milpa, otro a cortar elote, a media mañana ya estábamos de regreso en la casa para seguirle con la comida y va de nuez todo otra vez, en la cocina que consta de lo más básico, me sentí tan desnuda ahí de tanto que tengo en mi casa y que no me sirve más que para tener tiradero, trabajar y gastar más, allá siembras lo que te comes (en su mayoría) no es transgénico y además revolucionario!!! qué más alimento para el cuerpo y el alma?.
 
El primer día en el roce de monte, trate sin lograrlo de ir a la par con ellas, ah tan fácil que se ve! y mi maestra embarazada! Puff las ampollas brotaron en seguida, sudaba a chorros por el calor y el esfuerzo y no las alcance, como no las alcanzaré en su conciencia, en su amor, en su entereza, en su sencillez, pero no he dejado de pensar en que lo intentaré.
 
Inevitablemente la conexión con los más fáciles de entender, con los más sinceros y sencillos fue rápida; l@s niños!! me alegre mucho con ell@s, no tienen juguetes ni televisión, entonces se la pasan ideando a que jugar y cualquier cosa que les propongas lo reciben con mucha alegría, la rueda de san miguel, las palmas de las manos, maromas, atrapadas, etc. tod@s te dicen “compañera” desde los que apenas comienzan a hablar, hasta los más mayores, esa palabra que les había contado me emocionaba decirles a ustedes, allá me la colgaron sin más. 
 
En la casa tenían 3 hijos, David hijo del primer matrimonio del papá pero su mamá murió en un parto hace 7 años, se levantaba a las 6 am, se bañaba, desayunaba y a la escuela, lo veía en lo que aquí sería el recreo a media mañana para tomar pozol y luego hasta las 4 o 5pm pues luego de la escuela tenía un trabajo en el potrero colectivo, esto lo hace con mucha responsabilidad y seriedad y tiene 10 años!!!! Sin paga por supuesto, Leni que en su acta de nacimiento les falto poner la última “n” y así se le quedó de 5 años, todavía no va a la escuela porque no quiere, pero a los 6 tendrá que ir, esta personita no dejó en ningún momento que lo chanteajara como acostumbraba hacer con mis hijos (aunque yo les decía que era negociar) le decía que si molesta a su hermana no le haría un avión, se volteaba muy digno y me contestaba “acaso quiero?” y Lucy de 3 la bebé de la familia, consentida y muy muy amorosa, cuando lloraba que lo hacía por lo menos una vez al día y le duraba en berrinche por lo menos una hora, la acurrucaba en la amaca conmigo y le cantaba, ella se callaba de vez en cuando para escuchar lo que le interesaba de la canción y luego seguía llorando, tampoco había posibilidades de chantaje, perdón de negociar, me di cuenta que l@s niños crecen libres, dicen y hacen lo que piensan, sus tiempos son respetad@s para todo, si quieren “miar” lo hacen, si quieren comer se cuelgan en un árbol para comer fruta, en las reuniones cuando los mayores hablan ell@s andan por ahí jugando, a veces escuchando y nadie les reprende si hacen ruido, pensé que alcanzar ese nivel de conciencia es tan difícil, pues ellos lo traen desde niñ@s, juegan con los niños priistas sin que se les cauce ningún mal, en la escuela me tocó ver, mientras esperábamos que nos recibieran para explicarnos la educación, ver como dos niños llegaron corriendo pues iban retrasados, todos mojados, venían del rio!!! y así entraron al salón sin ser reprendidos por el promotor de educación, les dio calor y antes de llegar a la escuela se metieron al rio para refrescarse, ésta fue su explicación. 
 
Nos explicaron la educación, el por qué la necesidad (otra vez “necesidad”) de educarse, solo estudian lo que les sirve, no se califica, etc, etc, algunas cosas ya sabía, pero otras no, como que van avanzando como van aprendiendo y pasa que no tod@s avanzan igual, entonces según su nivel está conformado el grupo y puede ser que haya niñ@s grandes con niñ@s chic@s y eso no les causa problema, l@s más grandes no son burlados por estar con l@s pequeñ@s, también me di cuenta que había un promotor que hablaba Tojolabal y otro que habla castilla. Al final de la clase les preguntamos a l@s niñ@s que si querían preguntar algo, luego de quitarse la pena nos preguntaron por l@s niñ@s de la calle, yo no sabía que responder y me limite a escuchar lo que les explicaron mis compañer@s alumn@s, que son abandonad@s por sus padres, que también fueron abandonad@s, que había mucha pobreza, que eran violentad@s y mejor huían, en fin, escucharon muy atent@s pero vi en sus caritas tristeza y luego soltaron esta pregunta que traigo dentro de mi corazón molestándome y torturándome hasta en sueños: Y USTEDES QUE HACEN? Hubo un largo silencio y entonces me atreví a hablar, (justificándome), que había lugares en que se les recibía, donde los cuidaban para luego darlos en adopción a papás y mamás que no podían tener hijos o que los querían ayudar que conocía esos lugares porque a veces los visitaba, ninguna explicación dada les quito la carita de tristeza, el promotor nos explicó que eso les dolía mucho. No creo haber sido la única a la que golpeo está pregunta, ojalá hagamos algo con eso.
 
Las horas de estudio las hacíamos en la tarde-noche, cuando Eugenio mi maestro regresaba, él me explicó mucho de lo que leíamos y con experiencias propias, él es promotor de salud y hace trabajo en el potrero esos son los cargos que realiza, me platicó de cómo se fundó La Fuerza Aérea Zapatista con avioncitos de papel cuando el ejército llegó a tomar una comunidad, la historia es muy sabida, pero nos reímos mucho con la pisoteada y luego se puso serio cuando me contó como las mujeres son tan valientes que son las primeras en responder, me contó también lo que hace dos años pasó con la escuela de la comunidad, los priistas demandaron la mitad de ésta con el apoyo del mal gobierno, con todo y construcción, finalmente la cedieron para no pelear con los hermanos, esto es muy difícil pues el mal gobierno intenta por toooodos los medios dividirlos, lo que explican una y otra vez es que el problema es que están manipulados, pero ellos no son el enemigo. 
 
Me explicó su trabajo y no deje de pensar cada cosa que me hablaba de cómo hacerlo aquí, por ejemplo en cuestión de salud (que les digo eso hace) están divididos en varios equipos, se preparan mínimo 3 años, también las hierber@s y los hueser@s, uno de ellos y el más importante es el de la prevención, ell@s visitan cada 15 días casa por casa para ver si se están cumpliendo los 47 puntos para prevenir enfermedades, entre estos puntos también están los de control prenatal y los métodos anticonceptivos, de esto último no me dio muchas explicaciones, creo que le dio pena.
 
Las parteras se encargan de las embarazadas, hasta que dan a luz, así que si no hay necesidad de llegar a la clínica y menos al hospital es mejor para todos, en riesgo y en dinero. Hay muchas experiencias que tiene de este su trabajo pues le gusta mucho y hasta fotos me enseño de sus compañer@s y de l@s doctores solidarios que llegan a hacer la operación, pero que ellos preparan desde el recibir a l@s enferm@s, diagnosticar, hacer estudios y preparar para la operación, la salud es para todos, dice, cuando me plática como en los hospitales del mal gobierno no te reciben si no estás inscrito en el seguro o si no eres mexicano, como le pasó a un Guatemalteco que le dijeron que no lo podían atender por que la medicina era solo para mexicanos. No encuentro la palabra para nombrar esto, solo amor, amor por la vida, amor por el otro. El turno en el hospital es de 10 días y se lleva su tostada y pozol para todos esos días y ya si la comunidad le da algo más de comer pues ya la hizo pero si no, él se las arregla con lo que lleva o compra de su bolsa, lo que si les paga la comunidad es el pasaje en su caso es de $200.- pero si no llega temprano o falta también le toca pagarlo. Hay consecuencias al incumplimiento, desde que te mal miren, se te haga saber en la asamblea frente a todos, pagar tu falta y hasta que dejes de pertenecer si las faltas son recurrentes.
 
Todo lo piensan mucho, escuchan a tod@s y de ahí sacan las respuestas y el camino y tod@s trabajan en ello, por ejemplo fuimos a rozar monte a una cooperativa de mujeres y otra de hombres en el mismo lugar pero separados pues cada quien tiene sus iniciativas.Tienen una bodega donde todos los productos son vendidos a bajo costo, hay una clínica y un hospital, una escuela, un potrero, milpas, tiendas y el banco colectivo, la oficina de la mujer y todo esto siendo atacados por el mal gobierno. Ya no solo es resistencia.
 
Eugenio, Mariola, Eulalia y los niños también preguntaban, en qué trabajaba, les platique de la tienda y de cómo funcionaba el trabajo para todos, del Colectivo y lo que ahí hacíamos y les confesé lo difícil que me es entender cómo le vamos a hacer para cambiar, de mis hijos y lo feliz que soy que sean mis compañeros, de mi esposo y su desacuerdo, de la pobreza, de la explotación, de las desaparecidas, de todos nuestros dolores, me escuchaban bien atentos a cada respuesta, l@s niños que son más directos luego preguntaban y por qué vives ahí? Y te gusta? En cada pregunta me daban un zape.
 
El día que nos tocó ir a la milpa a sacar monte que no es lo mismo que rozar monte pues ahí hubo que sacar desde la raíz, nos fuimos muy temprano las mujeres de la casa, pues el camino es largo, entonces nos dio chance de platicar más, más íntimo pues, nos reímos de mi apuro por subir y mi torpeza para caminar, nos platicamos de nuestras parejas, de los hijos y de que Eugenio se burló porque me regrese a peinar. A la hora de comer y descansar Mariola me dijo en tojolabal que mucho me iba a pensar cuando me fuera, justo cuando estaba tratando de guardar como en una foto lo que estaba viendo, respirando, compartiendo y aprendiendo. Me paré y no pude hablar, solo le dije: tsakatal (no sé si así se escribe pero así sonó cuando le pregunté a Eulalia) que quiere decir GRACIAS.
 
Gracias por la esperanza de un mundo mejor, por su trabajo, su lucha, su valentía, su hermandad, su amor, por la escuela, su casa, su comida, por todo el esfuerzo que invirtieron en recibirnos, por los platos nuevos y el pato que comimos, por la música en la cocina con el radio de pilas, por la marimba y el baile, por la confianza de que haremos algo en nuestros lugares de lo que aprendimos, por la res que mataron en el Caracol para despedirnos y muchas, muchas disculpas por nuestra torpeza, por nuestras preguntas cómo la que a alguien se le ocurrió: por qué los perros están tan flacos? o por qué no reutilizan la basura? o que los vegetarianos se negaran a comer esa res que tan rico prepararon y no solo, que algunos pidieran comer otra cosa y las quejas por las horas de camino. Espero que la próxima vez que sepan de l@s alumn@s sea que aprendimos algo, que no solo la palabra es la que estemos regando.
 
El último día en la clase cerró nuevamente en el Caracol, nos entregaron el encargo; lleven a sus lugares lo que vivieron y vean cómo trabajarán ustedes con su colectivo, su organización, su barrio, su escuela, su comunidad, si lo que aquí vivieron les pareció que estamos haciendo bien. (Palabras del Buen Gobierno).
 
Llegó la despedida, busqué a Mariola y la vi buscándome, no pudimos decir mucho pues las lágrimas no se animaban a salir pero tampoco nos abandonaban, solo nos abrazamos fuerte, sellando el compromiso, agradeciendo este encuentro. Eulalia me pidió le tomará una foto para recordarla, ella no sabe que la tengo grabada, su palabra, su persona, su trabajo….. Y partimos… a mi hijo la sonrisota que traía por el aprendizaje y la esperanza se le borró de la cara hasta entonces y ya en la camioneta se asomó gritando el nombre de su guardián creo que como a mí, le faltó tiempo.
 
Por: Ana Laura de Querétaro, mamá de Iyari y Dakae, hija de Ana María, 
integrante del colectivo Zapateandole al mal gobierno.
Querétaro, 3 de abril de 2014.

Memorias de Resistencia: Saludo a Pablo González Casanova: por la liberación de todos los universitarios presos (carta 6.c).

Cartas y Comunicados del EZLN

Ejército Zapatista de Liberación Nacional 
México.

sem-navarro5
Foto: Víctor Camacho/ archivo La Jornada

Carta 6.c.

Febrero del 2000.

A: Don Pablo González Casanova

De: Subcomandante Insurgente Marcos

“Yo, que tengo una juventud llena de voces,
de relámpagos, de arterias vivas, 
que acostado en mis músculos, atento a cómo corre
y llora mi sangre, 
a cómo se agolpan mis angustias
como mares amargos
o como espesas losas de desvelo,
oigo que se juntan todos los gritos
cual un bosque de estrechos corazones apretados;
oigo lo que decimos todavía hoy,
todo lo que diremos aún,
de punta sobre nuestros graves latidos,
por boca de los árboles, por boca de la tierra”.

José Revueltas. Canto irrevocable.

Don Pablo: Todos y todas lo saludamos. No sólo por su valiente actitud de días recientes, pero también por ella. La firme distancia que usted ha marcado frente a la actitud violenta y autoritaria de quienes están al frente del gobierno y de la UNAM vale mucho, sobre todo en estos tiempos en los que la congruencia es un sarcasmo y la dignidad un malentendido.

Sepa usted que nos llena de orgullo el haber estado cerca suyo. Su hoy no es más que la confirmación de lo que ha sido su vida. Aun antes del tiempo en que se desempeñó como miembro de la Comisión Nacional de Intermediación, sus palabras nos ayudaron a entender este dolor que llamamos “México”. Ya en la Conai, al lado de esos grandes hombres y mujeres que la formaban, su compromiso en la búsqueda de una solución pacífica, justa y digna a la guerra era firme y de tiempo completo. Por ahí he leído que el ex secretario de Gobernación y hoy candidato oficial a la Presidencia, Francisco Labastida Ochoa, se quejó de que la Conai estaba “cargada” a uno de los lados. Si los “lados” eran la guerra y la paz, es obvio que quienes formaron la Conai estaban “cargados” al lado de la paz. Tanto el obispo Samuel Ruiz García, como doña Concepción Calvillo, viuda de Nava, los poetas Oscar Oliva y Juan Bañuelos, y usted, se afanaron por lograr la paz en el sureste mexicano de la única forma en que es posible lograrla: con respeto, con justicia, con dignidad, con verdad. Es claro que el señor Labastida, de llegar al poder, seguirá los pasos sangrientos de Zedillo y la guerra contra los indígenas no hará sino alargarse y volverse más cruenta. Para lograrlo, Labastida habrá de enfrentarse a muchos mexicanos que, como usted, están “cargados” hacia el lado de las soluciones pacíficas y en contra del uso de la violencia.

Su explícita y contundente condena al uso de la violencia para enfrentar las demandas del movimiento estudiantil de la UNAM, no es más que la consecuencia lógica de quien es lo que es de tiempo completo. Estamos seguros de que su ejemplo será seguido por otros y otras intelectuales que, con sus propios modos y formas, le harán saber al que usa la violencia como argumento de gobierno que no lo hará impunemente; y a los estudiantes que hoy se encuentran en la cárcel o perseguidos, que quien sufre una injusticia ya no está solo. Unos y otros habrán de escuchar las voces y los pasos que, “por boca de los árboles, por boca de la tierra”, decimos y diremos: libertad y diálogo.

Hoy en día, a pesar de los medios electrónicos de comunicación, una ola de indignación popular se levanta para exigir la libertad de los universitarios prisioneros y la reanudación del diálogo. Encabezado por los valientes padres de familia, este movimiento incorpora a lo mejor de las organizaciones sociales, de los partidos políticos de izquierda, de artistas e intelectuales, de religiosos y religiosas, de gente, de universitarios. Su objetivo común, lo que los une, es la exigencia de justicia. Y ésta, la justicia, no puede verse cumplida mientras uno solo de los universitarios permanezca tras las rejas. Lo mejor de la izquierda partidaria no sólo lo ha entendido a cabalidad, sino que es uno de los principales impulsores.

A contracorriente de este sentimiento que se traduce en movilización, los medios electrónicos de comunicación se engolosinan con los recursos que les destinan los partidos políticos para publicidad de las campañas, y creen que tienen la autoridad moral y la legitimidad para convertirse, simultáneamente, en fiscal, juez, jurado y verdugo de todo aquello que no tenga tiempo pagado en su programación. Usted lo padeció en carne propia, Don Pablo, y lo padecen en oídos y vista propios millones de mexicanos. En el portal del siglo XXI, la televisión aplaude la doble imagen del México “democrático” actual: una universidad llena de militares y una cárcel llena de estudiantes (la intensidad de la vida democrática de un país se mide por la cantidad de spotspublicitarios, no por el número de presos políticos). En el país de la televisión, la Carta Magna no es la Constitución, sino la cartelera de programación (que facturen la cacofonía en horario triple A) y no hay consejeros del IFE más efectivos que las direcciones de noticieros.

Como quiera, fuera del horario de telenovelas, la gente (ésa que no cuenta si no tiene un asesor de publicidad y otro de mercadotecnia) se movió para protestar, así como usted Don Pablo, contra la represión. Según pudimos leer en la prensa escrita, la marcha del 9 de febrero pasado fue la más grande de los últimos tiempos. El clamor era uno: libertad para los presos políticos. Hace 6 años, en 1994 y un 12 de enero, hubo una gran movilización similar. Como hoy lo es con motivo del movimiento universitario y ayer lo fue con el alzamiento zapatista, la gente toma las calles para hacerse oír.

Entonces, en aquel enero de sangre y pólvora, nosotros tuvimos que decidir cómo debíamos “leer” esa gran movilización. Pudimos haberla “leído” como una manifestación en apoyo a nuestra guerra, como un aval al camino de lucha armada que habíamos elegido; o pudimos haberla leído como una movilización que apoyaba no nuestro método (la guerra), pero sí nuestras demandas, y que se manifestaba contra la represión gubernamental.

Nosotros estábamos aislados, replegándonos a las montañas, cargando a nuestros muertos y heridos, preparando el combate siguiente. Así, lejos, muy lejos, y en esas condiciones, tuvimos que escoger. Y escogimos “leer” que esa gente que salió a las calles estaba contra la injusticia, contra el autoritarismo, contra el racismo, contra la guerra, que estaba por el diálogo, por la paz, por la justicia, por la solución pacífica de nuestras demandas. Eso leímos y eso marcó nuestro andar posterior.

Hoy el movimiento estudiantil universitario (y el CGH) enfrentan una situación parecida. Quienes lo forman pueden “leer” la movilización del 9 de febrero como una manifestación de apoyo a la huelga, o como una exigencia de justicia (liberando a los presos) y de diálogo. No es lo mismo.

Con la “lectura” que escoja, el movimiento estudiantil universitario habrá de decidir sus pasos siguientes. Escogerán y lo harán bien. No están aislados y tienen la inteligencia y los recursos para lograr una lectura correcta.

¿Nosotros? Como siempre Don Pablo: a todos y todas los y las que forman el movimiento estudiantil universitario, a sus padres y madres, a sus maestros, a quienes los apoyan y están cerca de ellos, los queremos, los admiramos, van a ganar.

Por todo esto es que hoy, Don Pablo, lo saludamos a usted. A usted y a todos y todas los que, como usted, han manifestado su repudio a la entrada de los militares disfrazados de policías (“paramilitares” en sentido estricto) al campus universitario.

Sabemos que su voz y su paso también se unirán a los de todos los que demandamos lo que es urgente y necesario: la liberación de todos los universitarios presos.

Vale. Salud y que nunca renunciemos a la esperanza.

Desde las montañas del Sureste Mexicano.

Subcomandante Insurgente Marcos

México, febrero de 2000.

P.D. Por ahí leí que los estudiantes presos están pidiendo que les manden libros. Mándeles ése que se llama La democracia en México. Vale tanto hoy como ayer, y es de esos libros que producen dolores fértiles.

En la Escuelita Zapatista

Por Fuera de clase

maiz_0

Dedicamos estas palabras al votán zapatista Galeano, maestro zapatista, asesinado por paramilitares en el Caracol de la Realidad el 2 de Mayo del 2014

Tomado de Diagonal Blogs

En la cosmovisión de los pueblos indígenas mayas donde nació el EZLN (tzeltales, tzotziles, ch’oles, tojolabales y mames) la educación no es un asunto meramente formal, sino una de las dimensiones sociales de la vida en comunidad. Podríamos decir que la reciprocidad es uno de sus pilares. Es por eso que en la educación interviene toda la comunidad. No es una responsabilidad que recae en la madre, el padre o algún profesor o profesora rural. En este proceso el convencimiento propio nace a través de la palabra y del ejemplo.

Siguiendo esta noción, en los primeros meses del 2013 el EZLN hace pública la iniciativa que llama Escuelita Zapatista. Quienes leímos esto nos preguntábamos de qué se trataba. Al anuncio de esta iniciativa le antecedieron varios comunicados, en los cuales el SCI Marcos explicaba que sería el SCI Moisés quien se encargaría de servir como portavoz de todo lo relacionado con la Escuelita. Sin embargo, quizá el evento más memorable previo a la Escuelita fue la marcha que el EZLN realizó el 21 de diciembre 2012. Miles y miles de bases de apoyo marcharon en las misma ciudades que tomaron el 1 de enero de 1994. Marcharon en silencio, bajo la lluvia. Terminando de marchar regresaron a sus comunidades. Horas después se hizo público un comunicado firmado por Marcos donde lanzaba una sola pregunta: ¿Escucharon cómo se derrumba su mundo?

En agosto del 2013 se realiza el primer curso de la Escuelita, el cual lleva por nombre “La libertad según l@s zapatistas”. Sabíamos que cada persona que asistiera contaría con un votán. Aun así no entendíamos cómo funcionaría la Escuelita y quiénes serían y qué harían las y los votanes. Lo que sí nos quedaba claro es que era nuestra oportunidad de aprender, ahora que las y los compas se proponían ser docentes. Queríamos volver a las comunidades, nos hacía falta regresar, mirar ese cielo estrellado por las noches, oler la tierra mojada al caminar por las veredas, pero sobre todo aprender lo que nos querían compartir.

La Escuelita tuvo tres promociones: agosto y diciembre del 2013 y enero del 2014. Coincidiendo con la primera promoción de agosto, en Barcelona se organizó una “Escoleta Zapatista”, simultánea a la Escuelita que se estaba realizando en Chiapas. En dicha Escoleta confluyeron proyectos en lucha por la autogestión en Catalunya y grupos solidarios con los y las zapatistas. No faltaron las conexiones vía Skype con los maestros zapatistas desde Chiapas, con sus videoconferencias y su posterior turno de debate y preguntas on line.

Finalmente es diciembre, tenemos las invitaciones impresas, las mochilas hechas. Nos encaminamos desde el DF y Barcelona para llegar a Chiapas. Sentimos cierta angustia por no llegar a comprender el mensaje; alegría por regresar a las comunidades. Curiosidad, mucha curiosidad sobre qué viviremos. Una vez hecho el registro nos entregan cuatro libros para la Escuelita, con el título La libertad según l@s zapatist@s. Cada libro tiene un tema distinto: Gobierno autónomo I y II, Resistencia autónoma y Participación de las mujeres en el gobierno autónomo. Miramos nuestra acreditación: nos tocaba ir al Caracol de La Garrucha. Ambos habíamos trabajado en proyectos con los y las zapatistas justo en ese Caracol. De eso hacía ya varios años. En ese momento sentíamos curiosidad por ver qué había cambiado, qué seguía más o menos igual, qué rostros reconoceríamos, qué nombres recordaríamos.

Es 24 de diciembre, salimos rumbo al Caracol. Luego de varias horas de viaje en redila y lluvia llegamos. Es de noche, ha llovido mucho, así que el piso está lodosísimo. Al bajar de la redila alguien dice nuestros nombres, y en ese momento la mano de nuestros votanes nos toma y nos guía hasta una fila. Luego de darnos la bienvenida, nos piden que pasemos a cenar para poder acomodarnos en los dormitorios. Ya esa misma noche hay quienes compartimos la cama y la cobija con nuestras votanes.

bancos

Al siguiente día, luego de desayunar se realiza la primera actividad de la Escuelita, la plenaria, donde comenzamos a aprender a escuchar. Los maestros zapatistas de zona fueron explicando tema por tema cómo se construye la libertad según los zapatistas. En la plenaria hicieron la introducción a lo que viviríamos los próximos días en persona, junto a nuestros votanes, en la comunidad zapatista

En todo momento nos acompaña y cuida nuestro votán. Nuestro votán, nuestra votán. En algún comunicado Marcos había explicado que este “votán personal le contará nuestra historia, le explicara quiénes somos, dónde estamos, por qué luchamos, cómo lo hacemos, con quién queremos hacerlo. Le platicará de nuestros logros y nuestros errores, le resolverá las dudas que pueda, es quien le hablará en español, caminará con usted, irá a la milpa o a la leña o al agua con usted, cocinará con usted, comerá con usted, cantará y bailará con usted, dormirá cerca suyo, lo acompañará cuando vaya al baño, le dirá qué bichos evitar, verá que tome su medicina, en resumen: le enseñará y cuidará”.

Es tan humana la atención que ponen a nuestras necesidades las y los votanes, y esto nos va despertando el ánimo de conocer las suyas. Así se va naciendo la reciprocidad, en ese intento por establecer un entendimiento mínimo. Es como en “La historia de las preguntas”, donde los dioses Ik’al y Votán tienen que ponerse de acuerdo para caminar siendo uno mismo pero distinto. La forma que encuentran es haciéndose preguntas, las cuales les permite ponerse de acuerdo, reconocer lo que cada uno puede hacer para andar ese largo camino. El Subcomandante Marcos explica que “el significado que las zapatistas, los zapatistas, le damos a Votán. Sería algo así como guardián y corazón del pueblo, o guardián y corazón de la tierra, o guardián y corazón del mundo. (…) Los zapatistas entregamos el cargo de vocer@s del EZLN a miles de hombres y mujeres indígenas zapatistas para los días de la escuelita. Durante esos días de Escuelita por su voz hablará todo el EZLN, con su oído escuchará, y en su corazón palpitaremos el gran nosotr@s que somos”.

Las mujeres y hombres que cumplen el mandato de ser votán para cada estudiante de la Escuelita, así como cada una de las y los maestros de zona implican un ejercicio de aprendizaje formal hacia el interior de la organización. Cada una de estas personas se ha preparado por varias semanas. Han tomado el curso de preparación para ser votanes y maestros. No sabemos exactamente cuánto tiempo ha implicado, lo que sí sabemos es que para que nos recibieran y acompañaran durante la Escuelita han dedicado al menos una semana de tiempo completo, dejando el trabajo en su tierra y en sus casas.

Pasado el medio día nos preparamos para salir hacia las comunidades. Viajamos en redila, en caravana. Hacemos casi seis horas de viaje. A lo largo del camino miramos cañadas, cambios de vegetación, pero sobre todo nos encontramos con el azoro de la gente en los pueblos a la orilla de la carretera. Las comunidades zapatistas saludan con el pasamontañas puesto, e incluso en algunas están tocando música.

caballos

Cuando llegamos a la comunidad donde estaremos los tres días de la Escuelita vemos que ya está formada toda la gente de la comunidad que nos acoge, Nueva Esperanza. Ahí nos esperan nuestros compas anfitriones, en fila, con su pasamontañas, para darnos la bienvenida. Inevitable no llorar y tener la piel chinita. La primera parte de la bienvenida en Nueva Esperanza consiste en saludar a cada habitante, desde el más pequeño hasta el más anciano. Luego nos piden que nos presentemos, digamos quiénes somos, de dónde venimos, qué hacemos, por qué venimos.

La dinámica de los días en Nueva Esperanza es que cada mañana llegan las y los votanes para llevarnos a desayunar, nos preguntan si nos sentimos bien de salud, de ánimo y si logramos descansar. Estas preguntas matinales responden a una noción de cuidado colectivo que no pasa por el parentezco ni la amistad. Aun sin conocernos nos cuidan, y podemos tomarlo como un aprendizaje en torno al cuidado colectivo, el cual va a contrapelo del individualismo y la enajenación en las ciudades, y en el sistema neoliberal en general.

Cada mañana las mujeres estamos con las mujeres de las casas que nos reciben. Los hombres realizan trabajo colectivo con los hombres de la comunidad en los terrenos colectivos de la comunidad, recogiendo el frijol en la milpa, desbrozando la mala hierba, cuidando el ganado, recolectando café. Es el momento en el que descubrimos en nuestras propias carnes, con nuestros propios ojos, qué significa trabajar juntos por un proyecto común, la autonomía zapatista. Ahí aprendemos que el trabajo de la vida rural es pesado. Nos descubrimos sin habilidades para realizarlos, y esto, en lugar de ser una debilidad, se convierte en una situación que nos marca como seres de ciudad.

En algún momento las mujeres de la casa hacen preguntas para entender cómo es nuestra vida en la ciudad. Escuchan y les parece muy extraña. No comprenden cómo podemos vivir dependiendo del dinero para poder tener las cosas básicas para sobrevivir: agua, comida y casa.

En los momentos de las comidas nos sentamos todas y todos en la misma mesa, casi a la orilla del fogón. Escuchamos la transmisión de radio Insurgente. En ese espacio nos contamos cómo hemos vivido el día. Nuestros votán hombre comenta algunas cosas, las familias nos observan. Nuestra interacción muestra cómo somos en nuestras realidades: nos apoyamos para poner la mesa y lavar los platos. Les gusta que colaboremos, les gusta que un hombre colabore en las tareas domésticas.

A lo largo del día nuestros votanes nos acompañan. Son quienes nos traducen lo que la familia donde comemos dice, ya que nos hablan siempre en tzeltal. Sería erróneo decir que están a nuestro lado, de hecho están a veces adelante, a veces detrás, a veces al lado, a veces nos hablan, a veces nos escuchan, otras simplemente nos observan. Cada acción es, ciertamente, para cuidarnos, y también para acompañarnos en un proceso donde aprendemos. Esta convivencia va abriendo puertas de confianza.

Por la tarde tenemos la sesión de estudio-lectura de los libros del curso. En nuestra comunidad, el lugar elegido para el estudio es un espacio construido para la formación de promotores y promotoras del sistema de educación autónoma de todas las comunidades que conforman el Municipio Autónomo Francisco Villa.

fila

La idea de esta actividad es que leamos y hagamos las preguntas que nos vayan surgiendo. La lectura es individual y, aunque los ritmos son distintos, todos son lentos. Cuando alguien hace una pregunta todo el grupo escucha, como no queriendo. Sin darnos cuenta estamos aprendiendo en colectivo. Queremos escuchar lo que dicen, creemos que luego podremos leer los libros, pero no escuchar de viva voz. Las preguntas que hacemos convocan a los votanes a juntarse para encontrar de forma colectiva las respuestas que de manera individual les resulta complicado responder. De esta manera se genera una vocería colectiva, es decir, que a muchas voces explican su historia, no queda en voz de una sola persona, no instauran una figura de autoridad en torno al conocimiento y el saber.

Nuestro material de lectura son cuatro libros escritos por las y los zapatistas. Son un ejercicio para contar su historia con sus propias palabras. Al narrar y explicar cómo han construido sus gobiernos autónomos, cuáles son y cómo funcionan sus proyectos de educación, salud, producción y comunicación, y cómo se ha dado la participación de las mujeres, están sistematizando su propia experiencia autonómica. En los libros se habla de los “errores” que cometieron. Creemos que esto refleja la madurez que han alcanzado como movimiento político y también la fortaleza de su proceso.

Por lo que vamos leyendo en los libros nos queda claro que cada una de las cinco zonas zapatistas, de los cinco Caracoles, es distinta, que hay un respeto a los modos de hacer las cosas, de tomar decisiones. Es un ejercicio de autonomía al interior de un proceso autonómico. Lo que leemos en los libros lo vemos reflejo en la Escuelita misma porque cada comunidad gestiona distinto al grupo de estudiantes que recibe.

Luego de los días entre el Caracol y Nueva Esperanza nos damos cuenta que la Escuelita es una forma de conocer y re-conocer los avances que en 30 años han tenido las comunidades zapatistas. En tres generaciones han dejado de ser peones para convertirse en “dueños” de sus tierras. En dos generaciones las mujeres ya pueden elegir con quién y cuándo casarse, además de que ya hay un espaciamiento entre cada embarazo. Es decir, ya no se rigen por lo habitual; desde la práctica han cuestionado la naturalización del deber ser como mujeres.

Todos los avances que reconocemos se dan sin ayuda alguna del gobierno porque se intenta disminuir la dependencia y generar formas para autofinanciarse. Es un proceso.

El tercer día de estar en la comunidad es el último, al siguiente volveremos al Caracol, y al otro a San Cristóbal de las Casas. Al terminar la comida no piden que digamos a la familia cómo nos hemos sentido en esos días, que les compartamos que nos llevamos en el corazón. Con dificultad logramos explicar lo que estamos sintiendo ante la inconmesurabilidad del aprendizaje que hemos tenido en esos días. Ante todo hemos reconocido la vitalidad de reconocernos como sujetos, de actuar desde lo común, porque en ese compromiso mutuo radica el germen de la libertad.

ninos

Los aprendizajes quedan inscritos en nuestros cuerpos porque se dieron en el espacio de lo cotidiano. Sabemos que una parte del compromiso de ser estudiantes de la Escuelita tiene que ver con el ir, vivir, aprender y regar la palabra. El pendiente, una de nuestras tareas, creemos, es reconocer lo que nos resuena como práctica posible y lo que nos queda como pregunta o reto.

Los zapatistas nos proponen un método de evaluación de nuestro aprendizaje en la Escuelita. Esto no será un examen, una tesis o una prueba de opción múltiple; no habrá un jurado o un grupo de sinodales expertos. La evaluación la hará nuestra realidad, en nuestro calendario y geografía. Nuestro sinodal será… un espejo.

La única pregunta del examen final es: ¿Qué es la libertad según tú/ustedes?

Texto: Amaranta e Iko
Fotos: Alberto, José y Sergio